El dextrometorfano como adulterante de diversas drogas

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

28/12/2013

Últimamente hemos detectado varias muestras de diferentes sustancias ilegales donde aparecía dextrometorfano (DXM). En algunas muestras era la única sustancia activa presente pero en otras acompañaba a otros compuestos.

alt

En total en lo que va de año se ha detectado DXM en 27 muestras:

  • 15 muestras vendidas como heroína, donde el DXM aparecía como adulterante acompañando a la heroína y a otras sustancias de corte
  • 5 muestras de MDMA (éxtasis) en forma de cristal o polvo (el DXM aparecía como única sustancia).
  • 1 pastilla de éxtasis (el DXM aparecía como única sustancia)
  • 2 muestras de metanfetamina (el DXM aparecía como única sustancia)
  • 1 muestra de cocaína (el DXM aparecía como adulterante acompañando a la cocaína y a otras sustancias de corte)
  • 2 muestras de speedball (mezcla de cocaína y heroína) (el DXM aparecía como adulterante acompañando a la heroína y a otras sustancias de corte)
  • 1 muestra de ketamina (el DXM aparecía como adulterante acompañando a la ketamina y a otras sustancias de corte)

Las muestras de heroína y speedball proceden en su mayoría  de Barcelona de personas usuarias de servicios de atención sanitaria que realizan consumos inyectados o fumados muy frecuentes, donde la presencia del DXM puede conllevar efectos adversos desagradables tales como alucinaciones, disociación y en algunos casos puede influir en una sobredosis.

El resto de muestras proceden de diferentes provincias: Madrid, Barcelona, Tenerife, Guipuzcoa, Castellón y Valencia. Las muestras vendidas eran sobre todo de MDMA y metanfetamina a excepción de una muestra de cocaína y otra muestra de ketamina.

Desde Energy Control se recomienda no consumir cuando se produce esta adulteración.

¿Cuales son los riesgos de consumir DXM?

El DXM es un derivado semisintético opiáceo, utilizado en medicina como fármaco para combatir la tos. En dosis elevadas, o al consumirlo pensando que se trata de otra sustancia, puede producir efectos adversos desagradables que, en ocasiones, pueden suponer riesgos importantes para la salud.

A nivel psicológico pueden aparecer efectos desagradables como profunda desorientación, depresión, sensaciones de desintegración personal, sentimientos de irrealidad y desconexión que pueden persistir durante días.

Alteraciones en el ritmo cardíaco y/o la presión arterial, somnolencia, mareos, alucinaciones, espasticidad muscular, efectos sobre el sistema respiratorio que pueden ir desde respiración lenta y forzada hasta ausencia de respiración y coma.

Alteraciones digestivas, nauseas, vómitos, estreñimiento.

En consumos de grandes cantidades inyectadas, como en el caso de las muestras de heroína y speedball puede influir en la aparición de una sobredosis.

Para ampliar más información sobre el DXM podéis consultar el siguiente enlace.

.