Lidocaína

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Lidocaína es un anestésico local, que administrado por vía intravenosa actúa como antiarrítmico. Es el anestésico local más habitual en odontología. Su duración es de aproximadamente una hora y media.

La intensidad de sus riesgos asociados a los anestésicos locales, es proporcional a la concentración del anestésico local (AL) alcanzada en sangre, que depende de la vía de administración. Ante una intoxicación por AL, el primero afectado sería el sistema nervioso central, produciéndose agitación, habla inconexa, locuacidad, intranquilidad, euforia, náuseas, vómitos, desorientación, temblores, convulsiones, coma o paro respiratorio. Concentraciones más elevadas afectarían al sistema cardiovascular, ocasionando la aparición de bradicardia, arritmias, hipotensión, bloqueando las válvulas del corazón o provocando paro cardiaco.

Los motivos por los que se añaden estos anestésicos locales como adulterantes es para enmascarar de alguna manera la poca cantidad o ausencia de cocaína, para simular el adormecimiento de la boca.

.