Mescalina

Imprimir

Introducción

La mescalina, o 3,4,5-trimetoxifenetilamina, es una substancia psicoactiva que se presenta de forma natural principalmente en dos tipos de cactus, el San Pedro (Trichocereus pachanoi) y el Peyote (Lophophora williamsii). Hace miles de años estos cactus eran utilizados por indígenas para fines espirituales tanto en México como en la zona andina de Sudamérica. Sin embargo, además de los indígenas, la mescalina también es consumida hoy en día por un grupo reducido de personas, sea en forma de preparaciones crudas con alguno de los cactus, o purificada mediante extracción o síntesis.

Es importante notar que a menudo diferentes substancias como el 2CB o el LSD son vendidos como mescalina, quizás por su rareza y exotismo. Si alguna substancia es vendida en micropuntos, secantes o píldoras pequeñas, NO es mescalina, ya que la cantidad de mescalina necesaria no cabe en dichas preparaciones. Se necesita entre un quinto y medio gramo para obtener efectos con la mescalina.

alt
San Pedro,
alt
Peyote
alt
y mescalina purificada
Fotos de Trout, wikipedia y Kash

Propiedades

La mescalina pertenece a la familia de las fenetilaminas, y por lo tanto se relaciona estructuralmente a los compuestos como el MDMA, el 2CB, entre otros. Su estructura es similar a la dopamina, aunque como otros psicodélicos actúe principalmente en los receptores de la serotonina subtipo 2a. La mescalina se encuentra en forma de sal, generalmente clorhidrato de mescalina o sulfato de mescalina, pues la mescalina en su forma de base libre no es sólida y por lo tanto es difícil de manejar y posiblemente menos estable.

alt

Efectos:

Los efectos de la mescalina ingerida tardan entre 1.5 y 2.5 horas en subir, duran entre 10-16 horas, y pueden ser descritos como psicodélicos o visionarios. La mescalina suele ser menos visual que otros psicodélicos como el LSD o la ayahuasca, aunque en dosis altas también proporcione visiones. En dosis medias, el efecto visual con los ojos abiertos es más comúnmente descrito como un 'brillo' extra en el campo visual, con percepción de patrones geométricos, pero sin percibirse tantos fractales en movimiento y objetos respirando como con otros psicodélicos. Con los ojos cerrados, con dosis medias o altas se pueden ver colores y patrones, o también visiones más realistas como montañas, desiertos, o diferentes formas de vida, entre otros.

Sin embargo, los efectos principales de la mescalina suelen ser en la conciencia, produciendo alteraciones en la forma de pensar, generando una sensación de 'mirar/pensar desde arriba', como si uno se volviera más sabio. A través de la introspección, es frecuente que uno piense sobre uno mismo o sobre la vida y pueda tener nuevas realizaciones sobre la existencia.

La percepción musical y artística también es afectada, y es común apreciar la musica (o rechazar el ruido) y potenciar la expresión artística en sus diferentes ramas.

Entre los posibles efectos negativos están la nausea y el llamado 'mal-viaje', aunque estos sean menos frecuentes con la mescalina que con otros psicodélicos.

Posología

Mescalina pura: oralmente se necesitan entre 200 – 600mg de mescalina pura, dependiendo de los efectos deseados y de la sensibilidad personal. La mescalina, como muchos otros alcaloides, tiene un sabor desagradable, y por lo tanto es recomendable ingerirla en cápsulas o en bombetas (envuelto en papel de fumar).

San Pedro (Trichocereus pachanoi, T. peruvianus, T. bridguesii, etc.):

La variabilidad en el contenido de los alcaloides en las plantas presenta una dificultad a la hora de dosificar. Algunos San Pedro pueden ser prácticamente inactivos, mientras otros pueden ser muy potentes. Los valores publicados (Trout 2006) muestran que el San Pedro seco tiene entre 2% y 0.1% de mescalina, o sea para una dosis media de 350mg de mescalina son necesarios entre 17.5 y 350g de San Pedro seco (quizás la media sea alrededor de los 50-70g), o diez veces este valor de San Pedro fresco. Por esta variabilidad tan grande, es importante hablar con alguien que ya haya tomado del mismo cactus/lote, o si es la primera vez que alguien lo prueba, tomar una dosis pequeña considerando como si el cactus fuera potente (unos 30 gramos), y esperar por lo menos 3 horas para sentir si hay efectos con esta dosis. Si no hay efectos considerables, aumentar la dosis en la próxima toma.

Modos de preparación:

Té: hervir el agua con el cactus fresco cortado en trozos pequeños (no triturar), colar los sólidos y repetir el proceso con más agua otras dos veces. Después juntar los líquidos ya sin los sólidos, hervir en fuego bajo para reducir la cantidad de líquido hasta que cada dosis tenga entre 50-200ml. No colar o filtrar después de reducir.

Se puede hacer el té con polvo de san pedro también, pero algunas veces al mezclar el polvo con agua, se crea una gelatina que dificulta a la hora de filtrar/colar el liquido. Para evitar esto, mejor utilizar una olla de presión para hervir, pues la presión hace que los sólidos se separen de los líquidos.

Cápsulas: se puede directamente consumir el polvo de san pedro seco. Sin embargo el sabor es muy desagradable, por lo tanto se recomienda encapsularlo o hacer bombetas. Las nauseas pueden ser más fuertes al consumir el polvo que al hacer té o resina.

Resina: el mismo proceso de hacer el té, pero después de colar los sólidos, poner el líquido en una bandeja de cristal en el horno con la puerta abierta y fuego bajo, con un ventilador delante para ayudar a evaporar el agua, hasta que quede sólo una resina. Esta resina puede ser raspada y puesta dentro de cápsulas o simplemente ella misma moldeada en forma de cápsulas, envuelta en harina y tragada directamente.

Peyote: Dosis: como con el San Pedro, hay una gran variabilidad fitoquímica en la especie del peyote. La cantidad de mescalina en el peyote seco es entre 0.5-5%, más comúnmente alrededor de 2% (Trout, 2005). Esto significa que para una dosis de 350mg de mescalina, es necesario consumir entre 7 y 70g de peyote seco, o más comúnmente alrededor de 17.5g, o 10 veces esta cantidad de peyote fresco.

Modos de preparación: Los mismos del San Pedro.

Contraindicaciones

Precauciones

Tolerancia y consumo habitual: los datos anecdóticos en relación a la mescalina y tolerancia son contradictorios. Algunas personas dicen haber sentido una clara disminución de los efectos de la mescalina al tomarla por días consecutivos, mientras otras dicen no haber sentido ninguna diferencia. Por precaución y para ayudar a la integración de la experiencia, se recomienda esperar por lo menos varios días entre tomas. Como con otras substancias, es muy importante intentar integrar las experiencias de manera constructiva, sin olvidar nuestras vidas diarias y de la importancia de mantener un equilibrio entre la exploración de la conciencia, y nuestra salud física, emocional, intelectual y social, además de las responsabilidades diarias.

Frecuencia de consumo: se recomienda espaciar en el tiempo las ocasiones en que se consume. Tradicionalmente entre los indígenas, la mescalina es utilizada de forma regular, sin causar daños a los usuarios. Sin embargo es importante recordar que el uso tradicional siempre se hace en contextos favorables, cuando hay una comunidad que apoya a todos sus miembros, y cuando hay un trabajo de integración de la experiencia.

La mescalina no causa adicción ni dependencia física.

La mescalina es una substancia físicamente segura, no se conocen casos de muertes directamente relacionados con su consumo, y por lo tanto los riesgos relacionados a sobredosis no son de toxicidad física, sino de posibles accidentes físicos o de dificultades psicológicas.

Consideraciones respecto al “Setting” o ambiente: debe de ser agradable, amigable y seguro.

Consideraciones respecto al “Set” o estado de ánimo: es muy importante que la persona no esté pasando por un mal momento personal, y que inicie la experiencia con una actitud positiva.

No se considera delito el propio consumo, pero en España está sancionada la posesión en la vía pública.

Recomendaciones

Efectos secundarios

Interacciones

En general se recomienda no mezclar la mescalina con otras substancias, especialmente si uno no tiene mucha experiencia.

Intoxicación

Dosis muy elevadas: No se conocen casos de muerte de personas causadas directamente por el consumo de mescalina. Con dosis muy altas de mescalina, el usuario puede experimentar mucho miedo, ansiedad, dificultad psicológica, etc... Es importante mantenerse seguro físicamente hasta que los efectos disminuyan. En caso de sobre dosificación: Tener en cuenta las mismas consideraciones que para un “mal viaje” de LSD u hongos.

Qué hacer ante un mal viaje

Bibliografía

  1. Bussmann RW, Sharon D (2006). "Traditional medicinal plant use in Northern Peru: tracking two thousand years of healing culture". J Ethnobiol Ethnomed2 (1): 47

  2. El-Seedi HR, De Smet PA, Beck O, Possnert G, Bruhn JG (October 2005). "Prehistoric peyote use: alkaloid analysis and radiocarbon dating of archaeological specimens of Lophophora from Texas". J Ethnopharmacol101 (1–3): 238–42

  3. Navajo peyote use: Its apparent safety. Bergman, R. American Journal of Psychiatry, Vol 128(6), Dec 1971

Para más información

http://es.wikipedia.org/wiki/Echinopsis_pachanoi

http://es.wikipedia.org/wiki/Lophophora_williamsii

http://es.wikipedia.org/wiki/Mescalina

http://www.erowid.org/chemicals/mescaline/

http://largelyaccurateinformationmedia.com/SP.html

http://www.dmt-nexus.me/forum/default.aspx?g=topics&f=32