ACCESO AL FORO EC






¿Perdiste tu Usuario/Contraseña?
Registro

Para reducir Riesgos con los RCs - 4. La medición de las dosis.

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirEscribir un correo electrónico

Indice del artículo
Para reducir Riesgos con los RCs
1. La pureza química
2. Semejanza con otras sustancias
3. La dosificación y las vías de administración
4. La medición de las dosis.
5. Los efectos secundarios
6. Los efectos a largo plazo
7. Las mezclas con otras drogas
8. El estado físico y psicológico del consumidor
9. El ambiente donde consumir
10. Los problemas legales
Bibliografía y webs
Todas las páginas

4. La medición de las dosis

Es muy importante medir bien las dosis y especialmente delicado en sustancias muy potentes.

Para ello existen dos métodos:

1. Pesar con una balanza de precisión.
2. Fraccionar volúmenes de líquido.

Muchas de estas drogas se consumen en dosis de 1 mg, 10 mg, 20 mg, etc.

Para medir estas dosis se han de utilizar balanzas de precisión, muy caras de conseguir, especialmente cuando las sustancias se adquieren en polvo o cristal en cantidades grandes (100 miligramos o 1 gramo).

Un buen método es disolverlas en agua y dividir volúmenes en vez de pesos. Es más preciso dividir en ocho partes 100 mg, disueltos en un litro de agua, que dividir a ojo una raya de 100 mg en ocho rayas. En el segundo caso, las rayas tendrían diferentes cantidades y, según la sustancia, el efecto puede variar considerablemente si se producen diferencias de uno o dos miligramos.



.